5 lecciones de comunicación del ascenso del CD Castellón

por ahpues
0 comentario

El reciente ascenso del CD Castellón a la tercera categoría del fútbol español ha sido un éxito deportivo y social que ha tenido en la comunicación un instrumento decisivo para elaborar un relato con final feliz para miles de aficionados volcados con su equipo. Veamos cinco claves de este éxito, con todos los ingredientes de una buena novela:

1. La trama. Es sábado, 10 de junio de 2017, y el Castellón pierde en los últimos minutos ante el Peña Sport de Tafalla, quedándose a las puertas del ascenso. La afición siente la derrota como una punzada añadida a la amenaza de liquidación a manos de un presidente, David Cruz, que lleva años dando muestras de desprecio hacia el mayor activo del club: la grada. Pero sólo 48 horas después, cambia el guión y se anuncia la toma del control de la SAD por un grupo liderado por Vicente Montesinos, con los futbolistas Ángel Dealbert y Pablo Hernández como abanderados. Un rescate con sabor heroico.

2. Los héroes. Ni más ni menos que Pablo y Ángel, ambos en activo y con un pasado en albinegro, protagonizan la campaña de socios más exitosa de la historia del club. Bajo el lema Centuriones, la campaña consigue eco nacional con la premisa de la recuperación in extremis de un histórico al borde de su desaparición, a cargo de gente que siente los colores… y a media  temporada se suma un equipo técnico de la casa. Ya en la primavera, se supera la cifra de 12.700 socios, récord anterior de la Tercera División, en manos del Real Oviedo.

3. El escenario. Para una afición de récord, hay que dignificar la casa, ponerla al servicio del sentimiento orellut. Pese a las discrepancias con el Ayuntamiento sobre el convenio de cesión, pese a la escasez de recursos, la imaginación trabaja para lavar la cara a Castalia con la publicidad en blanco y negro. Además, se mejora el cuidado del estado del césped, cuyo lamentable aspecto era una metáfora de la progresiva degradación del club.

4. El club de todos. Como si de un calcetín se tratara, la directiva da la vuelta al trato a la afición infligido por Cruz. Los abonos se tramitan en el Palco VIP, lo que anima a muchos a viralizar su decisión en las redes dejando testimonio gráfico. Se premia la fidelidad con la promesa de mantener los precios hasta el centenario (2022) y el club se abre a la sociedad: los carnets de socios para los recién nacidos y el acuerdo con el colectivo LGTBI son sólo algunos ejemplos, junto a la suma de nuevos patrocinadores. El círculo se cierra con una orgullosa reivindicación del pasado, con los pases de socio de Del Bosque y Planelles. Regresa Racic… Castalia vuelve a ser de todos.

… Y la épica. Como en toda odisea que se precie, los héroes no pueden llegar a serlo sin la épica propia del fútbol, alimentada por los altibajos de cualquier temporada. El equipo supera dificultades, sufre para escalar posiciones y entrar en puestos de promoción, supera un play off interminable, seis semanas en el alambre… y al final consigue el ascenso de la manera soñada: ante su afición, con el estadio repleto. El cuento de hadas se hace realidad.

5. Nos siguen gustando las historias… y la del equipo albinegro tenía todos los ingredientes para triunfar. En definitiva, el final feliz fue la guinda idónea para un pastel cocinado a fuego lento durante meses.

Puede que también te guste

Deja tu comentario