fbpx

Whatsapp Business: Si lo haces, hazlo bien

by ahpues

Que levante la mano quien recuerde cuando las empresas empezaron a abrir perfiles (sí, perfiles) en Facebook para usos profesionales. Quizá ahora nos parece algo como de la Edad Media, pero era lo normal hace un tiempo. Pequeñas empresas sin conocimientos de marketing digital que abrían su perfil como ‘Talleres Paco’ en lugar de hacerlo con una página de empresa. Por suerte, ya (casi) nadie lo hace. Larga vida a ‘Talleres Paco te ha enviado una solicitud de amistad’.

Dentro de un tiempo tendremos la misma sensación respecto al uso que muchas empresas hacen a diario de Whatsapp. ¿Por qué seguir usando una app de uso personal cuando tenemos a nuestro alcance una herramienta mucho más potente y adaptada para un uso profesional como es Whatsapp Business? Inercia, desconocimiento, miedo a aprender cosas ‘nuevas’… La cuestión es que son muchos quienes siguen utilizando el Whatsapp ‘de siempre’ en vez de apostar por una herramienta que, como su hermana ‘particular’, es gratuita. Esto nos lleva a la pregunta clave…

¿Por qué debería usar una cuenta de Whatsapp Business para mi negocio?

Piénsalo con la perspectiva que da el paso del tiempo: ¿tendrías ahora un perfil personal de Facebook para tu negocio? ¿Serías Talleres Paco enviando solicitudes de amistad a diestro y siniestro? Pues un Whatsapp ‘personal’, tampoco. Además de mejorar la imagen de tu negocio, las cuentas de Whatsapp Business tienen bastantes funcionalidades relevantes: mensajes de bienvenida y de ausencia, posibilidad de subir catálogos, avisos de que se trata de una cuenta de empresa…

Y si no te convence eso de no parecer Talleres Paco celebrando su cumpleaños en Facebook allá por 2012, te dejamos cinco razones básicas para migrar:

  1. Se integra con tu web y con tu cuenta de Facebook. ¿Tienes un restaurante y quieres gestionar reservas por Whatsapp? Pues la web es el lugar perfecto para poner un botón o abrir un chat. Lo mismo con tu página de Facebook. Si en ese momento están consultando tu menú o tus ofertas, hay que ponérselo fácil. 
  2. Avisa claramente de que no hay alguien detrás del Whatsapp 24 horas al día. Parece evidente, pero muchos clientes esperan (esperamos) atención constante, como si un pequeño negocio pudiera permitirse un call center 24/7 o un ejército de bots. No, pon tu horario comercial, deja claro que puede pasar un tiempo hasta que alguien te atienda. Para eso están los mensajes de ausencia y de bienvenida. 
  3. Automatiza. Todos tenemos demasiado trabajo para estar constantemente respondiendo mensajes, ¿verdad? Pues Whatsapp te permite, por ejemplo, tener a mano todas esas respuestas rápidas a las preguntas que nos hacen una y otra vez. 
  4. Canaliza mejor la atención al cliente. Algo tan práctico como las etiquetas permite que sepas, por ejemplo, si la consulta de un cliente todavía no se ha cerrado o si otro está pendiente de pago. Mejor eso que post its, ¿no?
  5. Es para dummies (como nosotros). No hace falta un informático ni un doctor en marketing que vaya a tu empresa con toda ceremonia y te lo configure. Necesitas un número de teléfono (sí, un fijo también sirve), instalarte la app y perder un ratito haciendo configuraciones básicas.

Y si ni con esto te hemos convencido de que lo más útil y profesional es ‘pasarse’ a Whatsapp Business, permite que viajemos en el tiempo a 2012 a pegarnos unos cuantos cabezazos contra la pared.

You may also like