fbpx

¿Ser una máquina escribiendo o escribir como una máquina? Esa es la cuestión

by ahpues

Hay quien afirma que nos encontramos en el auge de la comunicación digital: Meta lanza su  propio entorno virtual, las marcas apuestan por nuevos canales de comunicación como las plataformas de streaming y las estrategias de marketing tradicional ya no se conciben sin una estrategia de marketing digital que las acompañen. El SEO es uno de los grandes pilares de esta forma de hacer marketing en el universo digital, pero ¿qué es eso exactamente? ¿Se come?

SEO: optimización para motores de búsqueda para los amigos

El SEO responde a las siglas en inglés Search Engine Optimization, que en español se traduce como Optimización para Motores de Búsqueda. El término se explica por sí mismo: consiste en una serie de procesos o técnicas para mejorar la visibilidad de una página web o tipo de contenido, de forma orgánica, eso sí, en buscadores de internet.El primero que se nos viene a la cabeza es Google, por supuesto, pero hay vida más allá de Alphabet: Bing, Yahoo! Search, Ecosia…

Las palabras clave son LA estrategia

Una de las estrategias para mejorar esta visibilidad en buscadores es hacer un uso estratégico de las palabras clave o keywords de interés. Seguro que has oído hablar de ellas. Las keywords son los términos que introducimos en los buscadores, como si de una pregunta se tratase, y que estos se esfuerzan por responder a través de un listado de las páginas más relevantes.

Traducción: las palabras clave son una forma en la que los usuarios pueden encontrar tu negocio o página web. Fácil, ¿verdad?

Entonces ¿qué es eso de la redacción SEO?

Tal y como indica su nombre, se trata de implementar técnicas del SEO en la redacción de contenidos. Así, se obtienen textos persuasivos que atraen e interesan a los usuarios y, al mismo tiempo, posicionan bien para Google u otros buscadores, generando tráfico relevante para la web.

Google puede ser un gran aliado… o tu peor enemigo

El usuario medio de internet es un ser sencillo que no tiene ganas de complicarse la vida: si no encuentra algo en las primeras tres páginas de resultados, es que no existe o no es relevante para su búsqueda. Por tanto, uno de los principales objetivos de cualquier negocio es aparecer entre las primeras posiciones. Una vez te encuentras entre ellas, los usuarios perciben que eres de confianza y si encima le ofreces contenidos útiles y de gran valor, mejor que mejor.

Yo hablar SEO: la tentación de abusar de las palabras clave

Poner palabras clave en tus textos a mansalva podría parecer una buena idea para decirle a Google “¡Eh, mira lo mucho que tengo que decir al respecto!”, pero la realidad es que Google te respondería “Estás haciendo mucho ruido, chaval”. Y es que incluir palabras clave de manera repetida en un sitio web se conoce como keyword stuffing y a menudo compromete la calidad y la utilidad del texto. El usuario no lo percibe como natural, ya que usa un lenguaje forzado y suele prescindir de algo tan importante como los artículos. Google considera que abusar de las palabras clave afecta negativamente al usuario y te penaliza por malas prácticas. Así que, ¡al rincón de pensar!

Ah, pues! Habrá que encontrar el equilibrio

La conclusión es que el usuario es el centro de toda buena estrategia y, por tanto, debemos priorizar su experiencia a la hora de implementar una redacción SEO. Sí, hay que utilizar palabras clave, pero no se trata de escribir como una máquina. También es importante escribir bien y asegurarnos de que los textos sean legibles y atractivos con titulares que llamen la atención, frases cortas y un vocabulario adecuado al destinatario final.

Y si quieres impulsar tu SEO, recuerda que las imágenes, además de enriquecer tus textos, también se pueden optimizar para los buscadores.